Para seleccionar un regalo de empresa adecuado, lo mejor es seguir tres principios básicos: sentido común, sensibilidad y generosidad.

 

No olvides que un regalo debe ser un gesto de cortesía adecuado y de buen gusto, que no dé lugar a malas interpretaciones.

 

Es importante que el artículo elegido tenga un importe razonable, que no sea ni demasiado caro para no parecer ostentoso, ni demasiado mísero o de poca calidad. Recuerda que no estamos comprando favores, ni dando una recompensa, sino tratando de sembrar un buen recuerdo que afiance y potencie las relaciones empresariales.

 

Para acertar, debes adaptar tu elección al público al que deseas agasajar. Por ejemplo, si tu negocio es una peluquería de mujeres, seguro que triunfarás con merchandising como por ejemplo un cepillo con espejo o con un bolso. Si eres proveedor de hostelería, puedes decantarte por algún artículo publicitario útil como un abridor personalizado o algún utensilio de cocina. Si tu público es más complicado de delimitar, escoge un regalo de empresa que se adapte a todos, como bolígrafos, las socorridas camisetas o las útiles linternas.

 

Si no quieres que tu inversión termine olvidada en el fondo de algún cajón, decántate por objetos promocionales útiles. Y si combinas utilidad e innovación / originalidad, te asegurarás de que tu obsequio sea todo un éxito: un cargador de baterías portátil conocido como power bank, un lector de tarjetas, una memoria usb... En Merchalia actualizamos constantemente nuestro catálogo con las últimas tendencias del mercado en merchandising.

regalos de empresa tecnológicos

Pero sin lugar a duda, un requisito indispensable es que con nuestros regalos de empresa consigamos que nos recuerden. Por eso, en Merchalia te ofrecemos la opción de personalizar nuestros artículos con el logotipo de tu empresa o con el texto que desees, con distintos tipos de marcaje adaptados a tus necesidades, con lo que conseguirás un impacto publicitario de primera calidad al mejor precio.